No a la OTAN y a su Sistema de Defensa Antimisiles

066El gobierno del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) sigue mintiendo a los pueblos de Turquía. Antes de la reunión de la OTAN en Lisboa, las autoridades del PJD, el Primer Ministro Erdogan y el Ministro de Asuntos Exteriores Davutoglu declararon que tenían objeciones a ciertos artículos del Proyecto del Sistema de Defensa Antimisiles incluido en la agenda de la OTAN. Tras la reunión de Lisboa, en la que Turquía estuvo representada por el Presidente Abdullah Gül, las declaraciones oficiales decían que Turquía había tenido éxito en sus propuestas, como si las objeciones al proyecto hubieran sido tenidas en cuenta realmente. Durante el encuentro de Lisboa, se aprobó el Proyecto de Defensa Antimisiles; se debatió sobre las relaciones entre la OTAN y la UE tanto con países europeos que no pertenecen a la OTAN, como con miembros no europeos que forman parte de la OTAN, y se actualizó la hoja de ruta y adoptaron nuevas decisiones sobre la ocupación de Afganistán. Las objeciones del gobierno del PJD al proyecto consistían en la no mención del nombre de ningún país, que no se organizara contra ningún país en particular (entiéndase Irán) y especificando exactamente dónde serían emplazados los Sistemas de Defensa Antimisiles y dónde serían alcanzados los misiles disparados por el enemigo.

Ninguna de estas objeciones fue incluida en la agenda durante la cumbre de Lisboa. A pesar de no mencionar el nombre de ningún país en concreto, es obvio que Proyecto del Sistema de Defensa Antimisiles se organiza contra los pueblos del Medio Oriente, en particular de Irán y de Siria. Algunos asuntos esenciales como dónde serían interceptados exactamente los misiles enemigos, en que país se emplazaría el Sistema y quién apretaría el botón de disparo no fueron negociados durante la cumbre de Lisboa. Una vez que el Sistema esté en funcionamiento, sean cuales sean las objeciones del gobierno del PJD, será la administración de Estados Unidos, como líder de la OTAN, la que esté a cargo de la toma de decisiones y de apretar el botón de disparo.

Este Proyecto también allana el camino para la venta de misiles y su correspondiente software a Turquía y a otros miembros de la OTAN. Los monopolios armamentísticos de USA son ciertamente los verdaderos beneficiarios del Proyecto. El Proyecto de Defensa Antimisiles causó el colapso de la política exterior del PJD. La política denominada “cero problemas con los países vecinos”, supuestamente desarrollada por el Ministro de Asuntos Exteriores Davutoglu, también ha resultado ser una mentira monstruosa. El Proyecto de Defensa Antimisiles significa problemas con los vecinos; supone la participación de Turquía como policía de fronteras en la amenaza impuesta por la UE y USA a los países vecinos.

También significa tomar parte en el conflicto en el lado de Israel en apoyo a USA. Desde el día de su fundación, nuestro partido (EMEP) defiende la idea de que Turquía debería de abandonar la OTAN. La OTAN no es una organización de defensa; es una máquina de guerra que amenaza a los pueblos del mundo y que actúa como gendarme del capital imperialista internacional. La OTAN, que durante mucho tiempo trató de engañar a los pueblos del mundo con la gran mentira de que defendía la denominada Paz Mundial contra la amenaza que suponía la URSS y el Tratado de Varsovia, ha incrementado su poder y reforzado su presencia tras el colapso de la URSS y del Tratado de Varsovia. Cuando se tiene en cuenta el papel de la OTAN en las recientes ocupaciones y ataques, queda claro que la OTAN no es una organización que proteja la Paz Mundial, sino que la amenaza. Turquía debería abandonar inmediatamente su pertenencia a la OTAN y centrarse en fomentar la paz y las políticas de amistad con sus vecinos.

La OTAN debe de ser desmantelada.

Las armas nucleares deben de ser erradicadas.

La carrera armamentística provocada por los monopolios imperialistas debe acabar.

Kamil Tekin Surek
Vice-Presidente

Compartir