El gobierno pretende engañar al pueblo una vez más

Turquía ha entrado precipitadamente en un período electoral por decisión de la
Alianza Presidencial. Pese a las repetidas protestas desde el comienzo del OHAL
(estado de emergencia) contra las medidas antidemocráticas, Erdoğan y Bahçeli han
tomado la errónea decisión de convocar elecciones. Esto es una demostración de su
despreocupación por un proceso electoral democrático y en un ambiente democrático
que sea reflejo de la voluntad de la gente.

Con esta decisión, demuestran su absoluto menosprecio hacia las leyes en pos de un
régimen unipersonal y de partido único. Con estas elecciones esperan dar respuesta a
los sufrimientos causados por sus políticas, tanto nacional como internacional. ¡No es
posible! Los que claman que los problemas internos y externos de Turquía se
resolverán con las elecciones pretenden engañar nuevamente al pueblo.

No obstante, conviene saber que la gente está descubriendo, a través de sus
experiencias diarias, la destrucción que causa el régimen unipersonal de partido único.
Hacemos un llamamiento a la clase trabajadora y a todas las clases oprimidas y
explotadas para que le den una lección a la Alianza Presidencial dirigida por Erdoğan
y Bahçeli, arquitectos de las políticas que empujan aún más al país hacia un callejón
sin salida. Hoy, la lucha por ampliar los derechos y libertades democráticas se ha
vuelto una responsabilidad urgente.

Selma Gürkan
Presidenta

 

Compartir